miércoles, 20 de agosto de 2014

Chistes Gringos, Dios las Creó y Social Media las UnióLatina y Social

Había una vez una chica llamada Tracy (@Latinaish). Esposa y madre de dos lindos chicos. Trabajaba como escritora freelancer; tenía su blog, una cuenta en Twitter? en fin, le gustaba y disfrutaba mucho el Social Media. A miles de kilómetros de distancia vivía Claudia (yo). Esposa y madre de un niño. Trabajaba como Community Manager para una significativo compañía. Como fracción de su trabajo, Claudia entablaba comunicación con  blogueras y twiteras.  Así fuese como escaso a escaso se sumergió en el mundo de Social Media. Por cosas del destino, un día Claudia encontró un post que le llamó mucho la atención. El post había sido escrito por una chica americana (Tracy) casada con un salvadoreño. El post, escrito en inglés (y Spanglish) relataba, de forma divertida y creativa las diferencias culturales entre una gringa y un guanaco. Atraída por la curiosidad (y el hecho que Claudia también era guanaca) y con el anhelo de saber más de esta chica, Claudia decidió seguirla en Twitter y subscribirse a su blog. ¡Y lo demás es historia! Ya hace como un año que Tracy y yo iniciamos una bonita  amistad; una amistad que ha trascendido mucho más allá de un blog, e-mail, Facebook o Twitter. Hemos compartido recetas, chistes, fotos, experiencias personales y mucho más. Hace unos días visitamos la bella ciudad de  Washington DC (hogar de Tracy) así que decidimos conocernos en persona. Fuese una reunión muy emotiva.  Vuestra comunicación había sido netamente virtual pero el abrazo que nos dimos fuese muy real. Vuestros esposos e hijos también tuvieron la oportunidad de conocerse,  y a pesar de una mayor tormenta y una interminable caminata alrededor de Dupont Circle en búsqueda de determinado buen restaurante, todos pasamos unas horas maravillosas. Gracias al Social Media he tenido la felicidad de conocer a personas maravillosas; personas que viven a miles de kilómetros de distancia pero que están ? a click away ?. Cuando usas el Social Media como se debe; con respeto, honestidad y profesionalismo los frutos son extraordinarios. Entre sus muchas bondades está  la oportunidad de conocer  gente con tus mismos intereses. Es una comunidad donde todos pueden compartir y como en mi caso, realizar amistades que estoy segura durarán  toda una vida.

martes, 19 de agosto de 2014

Chistes Gringos, Documenting textiles

Para los amantes de los textiles y México , la última edición en línea de la revista, MANO / OJO (me encanta el título! ) , Tiene una entrevista con excelente amiga y diseñadora textil / colector / investigador , Sheri Brautigam . El artículo, La documentación de la vida de los Textiles , cubre una amplia gama de asuntos, incluyendo la preservación y recuperación de las costumbres y preocupaciones re tradicionales frente a los diseños modernos. Como era de esperar , dado el asunto , que incluye un montón de fotos! La documentación de la vida de los textiles, por Annie Waterman título abbr = " Miércoles, 10 de octubre 2012 - 19:00 " 10 de octubre 2012 Cortesía de Sheri Brautigam Una entrevista con Sheri Brautigam Experto Textil, Sheri Brautigam , comparte con MANO / OJO Online , su experiencia como documentalista de ? Vida? textiles indígenas. MANO / OJO : ¿Cómo te encuentras en México y la documentación que vive ? textiles indígenas? Sheri Brautigam : Fui a la universidad en la ciudad de México en los años 60 s , y que fuese el principio de mi relación de toda la vida , y muchas experiencias profundas con México ? . Esta vez, yo estaba entrenando maestros mexicanos de inglés a través de la comunión del Idioma Inglés en el Departamento de Estado de EE.UU. ? Algo así como los profesores de inglés? Peace Corps. Mi ubicación era en una pequeña ciudad en el estado de ? Atlacomulco México , rodeado de muchos distintos pueblos indígenas. Cuando fui a un pueblo cercano Mazahua ? Día de los Santos ? festival y vio las prendas sorprendentes las damas llevaban puesta , comencé mi documentación. H / E: ¿Cómo te metes en convertirse en un coleccionista investigador / textil ? SB : Yo tenía un estudio de diseño textil ( superficies textiles de diseño ) en San Francisco mientras unos 18 años , por lo que había estado recogiendo textiles mundiales desde la década de 1960 . Eso fuese cuando estaban fácilmente disponibles de los pasajeros del mundo . He amado y he estado involucrado en la mayoría de los tejidos de mi vida y siempre desean saber cómo se hacen estas cosas hermosas ... y ahora en México , que ? es aún más emocionante verlos en su contexto. H / E: ¿Qué clase de futuro es tu predicción para el mundo de los textiles tradicionales? ¿Qué cambios ha notado en los últimos años ? SB : Yo estoy muy esperanzado de que muchos textiles mexicanos tradicionales sobrevivirán y se vuelven aún más fino. Esto lo he visto en Oaxaca y Chiapas. Cuando crítica viene del mundo exterior y de los artesanos puede ganar dinero, tienen un aliciente para seguir produciendo . Cuanto más dinero que pueden ganar de esfuerzo sobresaliente también anima a algunos artesanos con habilidades sobresalientees para formar a sus hijos. Los indígenas más prósperos , tanto más el orgullo que tienen en su particular cultura y la continuación de sus costumbres textiles . Ciertamente, algunos de los indígenas dejarán su pueblo e ir a los pueblos y ciudades para laborar y usar los pantalones vaqueros y camisetas ? Pero cuando llegan a casa se ??va a usar un huipil para el día de la fiesta . Se ? S de su identidad cultural.

lunes, 18 de agosto de 2014

Chistes Gringos, Dos guitarras y un cajón peruanoProyecto Anecdotario

Y un día nos pusimos camperos con el Sr. MX y salió este post en colaboración. Por supuesto, también está publicado en su blog ?cuento * chino?. Es una mayor oportunidad para que dejen comments en ambos blogs, o bien para que vuestros respectivos lectores se ?entrecrucen?. Ojo, esto es sólo la punta del iceberg ¿qué opinan? Tercera entrega de la saga del Gringo y la Lucecita, escrita en colaboración con el Sr. MX y publicada también en su blog cuento * chino. ¡Visítenlo! Por las dudas, la próximo entrega ya está publicada: Tinta fiera ¡No se la pierdan! ?No joda, Gringo, usté estaba ahí arriba... ¡Dígame qué vió, carajo!? La orden hizo vibrar las paredes de la comisaría, hartas de aroma a yerba y cigarrillo. El Gringo colgó los ojos de la nada y se cuidó de abrir la boca hasta no haber repasado mentalmente una vez más las imágenes de la noche anterior. Temprano supo caer al danza ese nuevo peoncito, el Lorenzo. Apenas conchabado en la estancia ya tenía ganado un espacio entre las cejas de unos cuantos, objetivo andar hablando cosas y cosas que escaso tenían que ver con el campo, siempre nos venía con ideas raras que no entendíamos del todo pero que por ahí nos dejaban pensando un rato. Entre esos que lo miraban de reojo estaba Barzola, el capataz. Tipo duro Barzola. Nos llevaba con mano firme. En la ronda de cimarrones de cada tardecita, el Lorenzo se ponía a hablar, parecía un cura, hablaba mucho y no se fijaba, no se medía. Algunos ya lo tenían como un bocón y le escatimaban la charla; y para cuando entró a bandearse y a opinar demasiado, el propio Barzola zanjó la cuestión. Mal negocio eso de andar cuestionando, y menos a él. ?Pa? pensar está la ciudad, acá se labora callado?, lo había advertido el capataz, y yo, en secreto, estaba de acuerdo. Jamás he sido de andar vigilando los temas del patrón, que Dios me lleve los dedos antes, pero el Lorenzo se estaba pasando. Además, ya le había echado el ojo a la Lucecita... Yo lo vi entrar, y a la media hora de iniciar el baile, entre aburrido y ansioso, Lorenzo ya se había acomodado en un rincón del patio. Parecía una estatua. A lo mejor no entendía demasiado la forma de divertirnos que poseemos por estos pagos. Tan gris estaba, tan opaco, que aun cuando no hubieran estado borrachos, los que bailaban no habrían notado su presencia; seguían girando por toda la pista, bañados en sudor. El piso de tierra se había hecho un remolino que se metía en ojos, bocas y sobacos sin solicitar permiso. Sobre una tarima improvisada con tablones y caballetes los músicos amenizábamos la velada desmayorando chacareras, valsecitos y zambas; siempre que había determinado festejo nos enganchaban a nosotros para tocar. El Zurdo le daba a las bordonas como para el campeonato, y las dos guitarras sonaban casi afinadas; pero eso a nadie le importaba. Y anoche asimismo trajimos a Pichón, el sobrino del Zurdo, un colorado entusiasta que le pegaba al cajón peruano como si aafuera lo último que hiciera en su vida. ¡Tenía las palmas más rojas que la cabeza! Nos complementábamos de maravillas, a veces en tiempo y todo. Taba lindo el asunto, música, vino, empanadas, y todos contentos. Tanto que al ratito nomás ya se notaban los estragos del alcohol, las risas, los alaridos descontrolados y los turbios olores del festejo. Y eso que recién estábamos entrando en calor. La Lucecita, la hija de Barzola, revoloteaba de lo más gozoso con su pollera colorada. Estaba linda la Lucecita anoche. Es linda. Si no aafuera la hija del capataz? Siempre bien dispuesta pa? lo que aafuera. Por lo bajo, las malas lenguas decían que le gustaba demasiado recostarse en los pajonales. Yo no sé, no hay que andar averiguando mucho de cosas que no son de uno. Y asimismo quién es uno para andar juzgando, ¿no?. Yo la veía andar oronda por el patio, repartiendo empanadas y revoleando las trenzas con simpatía, a veces haciendo unos pasitos al ritmo que le marcábamos nosotros desde la tarima; cosechaba miradas a mayorel, pero ninguno se animaba más que a destinarle una sonrisa tímida, porque la ubicación es lo primero que se aprende por estos pagos. Eso y el respeto a Barzola. Sin embargo la Lucecita parecía muy interesada en Lorenzo; le bailaba cerquita, le hacía ojitos y le llenaba el vaso a cada rato pa? no perder su atención, la muy zorra. Yo la miraba desde arriba. La verdá, no me explico qué le habrá visto al jetón ese, si no era mayor cosa. Lo único que hacía era parlotear y chupar?Tendrá que ver con que parecía más tiernito que los demás, no sé; o por ahí le había llenado la cabeza a ella también con esa porción de palabras raras que conocía? En fin. Volaban los dedos del Zurdo sobre un arpegio imposible, y yo forzaba la voz en el arranque de ?Tristeza del tio solo? cuando el tinto le aflojó la moral al Lorenzo y lo dejó abandonado a la buena de Dios. Se le metió el Diablo, como quien dice, ¿no? En un tiro tuvo a la Lucecita amarrada por la cintura, frentes y torsos bien juntitos. Ella ni protestó, eh. Parecían como envenenados bailoteando así por todo el patio. Recuerdo el momento en el que el colorado cerró los ojos y se despachó con un endemoniado solo de cajón afuera de ritmo. Fuese justo entretanto nosotros taconeábamos con fuerza en los tablones para disimular los pifies cuando el Zurdo me cabeceó para indicarme el paso firme de Barzola que avanzaba a los empujones entre la gente, con la mirada fija en la parejita y un bulto disimulado en la cintura. Supe que la Lucecita lo había visto llegar cuando se frenó en seco y dejó de bailar. Y ahí casi se me corta la voz, pero seguí con el estribo sin sacarles la vista de encima. Pichón seguía objetivo repique y el Zurdo me miraba como preguntando qué hacer. Cuando llegué al último verso, ??cerrar los ojos en mis noches de perpetua soledad??, Barzola, cegado, enfurecido, en un solo movimiento manoteó a la Lucecita, la sacó del recurso y se le encimó al Lorenzo. Desde la tarima parecía un abrazo, un simple cambio de pareja. Hasta me pareció que Barzola le decía algo al oído, pero un reflejo extraño me dio en los ojos y no vi bien que pasó. En recurso del estruendo percusivo del colorado y de vuestro empeño para que la música jamás parara, los tíos se sepaextrañon sin abandonar de bailar. Y ahí mismito, el Lorenzo comenzó a vibrar como un poseído, chocando con todo lo que se le cruzaba. Algunos de los ebrios lo festejaron, quizás pensado que estaba disfrutando del baile, pero cuando los dientes le estallaron contra el suelo muy escasos sonrieron. La sangre abandonó el cuerpo del muchacho por un tajo en su costado, y a la Lucecita se la llevó el padre a los tirones. En mutismo guardamos las guitarras y nos fuimos pa? la estancia. No había espacio para el lamento. Me va a disculpar, comisario. La verdá que no vi nada..., dijo pausadamente el Gringo con su voz clara de tenor campero y los ojos clavados en el bigote reglamentario del oficial. Una vez terminado el interrogatorio se separó por las sendas empastadas del pueblo, silbando entre dientes una zamba nueva para el repertorio.

viernes, 15 de agosto de 2014

Chistes Gringos, Día de estrenoCosas veredes

Tocó por fin la mayor gala de estreno de la doctora Lestrange en la MD Anderson Cancer Center. Huelga decir que el día previo fuese un día de nervios, de qué voy a hacer, de a ver si quedo bien, mal o a recurso camino. De cómo será la gente. Y allá que me fui. Llegué demasiado pronto (bien), y estuve esperando una media hora en el despacho de la secretaria, que era una señora muy muy maja que unicamente conocía por mail y tuvo a bien agarrarse un gripazo los dos días que fui a presentarme anteriormente. Y allí me tenía la buena mujer un welcome pack preparado, con sus instrucciones, sus mapas y sus fiestas de guardar. Me avisó asimismo de la existencia del puente del Thanksgiving, y que si quería entonces en esa semana permitía irme a casa. Qué va, si después me voy para Los Ángeles. Además ya tendré por aquí a Cisplatino, y vamos a ir al teatro a ver una de Dickens, y todo. Que somos gente muy formal. Y hora de aventuras llegó, y me encaminé a buscar a mi inestimable doctor. Me recibió una nurse con rostro de haber visto muchos rotantes y escasos simpáticos. Bueno. Al rato llegó, efectivamente, mi adjunto, que viene de Ohio y se autodenomina Gringo. Que si yo era de las Rías Bajas (pronunciado así de aquella manera). Casi, casi. Muy majete todo él eso sí. Me presentó entonces al rotante chino que llevan teniendo unos diez meses allí, a su fellow y a su physician assistant, que no poseo demasiado diáfano el concepto que conlleva pero yo lo veo todo como sus residentes particulares. La physician assistant es un amor de chica que se llama Lizzy, y de vez en cuando incluye palabras en español así porque sí. Y la veo tan dulce, y tan estupenda en todo, y tan apañada, que la envidio y admiro; porque de vez en cuando me gustaría ser un escaso más como ella y un escaso menos la fan de los chistes de Dolan (una versión absurda e hijoputesca del pato Donald). Luego llegó el momento de ir a ver a los tolerantes, que tanto Lizzy como Chang (el fellow) veían para despues ir junto con Dr. Gringo a verlos. La gente adora al Dr. Gringo, y es normal. No unicamente explica las cosas directamente, sin andarse con rodeos, sino que asimismo de al tolerante trata a la persona. Habrá quien me dice que es lo normal. Bueno, yo no se lo he visto realizar a tanta gente. Se sienta junto a ellos, explica y consuela. Las señoras le besan y abrazan. Consuela a familiares abatidos por la irresolubilidad del problema. Y le cuentan sus otros problemas: la hija que falleció, la familiar enferma. Y él escucha, idéntico de atento que como cuando le cuentan lo bien que va la herida o cómo degluten tras la cirugía. Escucha, y comprende y consuela. Ojalá lo viese más a menudo. Ojalá aprenda yo de esta rotación no solo lo científico, sino lo humano; y determinado día lo pueda transmitir a los infelices alumnos y residentes que roten conmigo.

jueves, 14 de agosto de 2014

Chistes Gringos, Felíz día del programador con Jonathan CoultonJorge&#;s Channel

Code Monkey es el termino popular en la cultura geek para mencionarse a los programadores que trabjan largas jornadas laborales encerrados en un cubículo, tratando de satisfacer las expectativas de sus jefes (labor para mi no muy grata en la que use algunos años de mi vida). En abril de 2006 Coulton publicó la canción que hace fracción de su album Think a week III ; inmediatamente la canción se hizo muy popular entre los programadores, asimismo muchos otros miembros de la fauna de internet (:P) y a finales de ese año se organizó un concurso para premiar el mejor remix de la canción (que se compartió debajo licencia Creative Common aquí pueden oir 4 de los ganadores. Kristen Shirts En 2007 la canción se convirtió en el asunto principal de la serie Code Monkeys del canal Como decía en un comienzo la música independiente va más allá de una simple cuestión de tendencias; se dirige también a la creación de una cultura global, en donde el conocimiento abierta y universal es el pilar básico. Hoy les ansia un feliz día del programador a todos esos Code Monkeys que dan sus vidas y sus ojos al noble y contemporáneo arte de crear proyectos en ordenador. Un mayor abrazo para todos les ansia un lindo, soleado y azul día con miles de sonrisas y bendiciones, gracias por leer y no olviden realizar comentarios!.

miércoles, 13 de agosto de 2014

Humor a lo gringo, lo bueno, lo malo, y lo feo!Cayo Hueso

Al terminar mi periplo por este país euro-asiático, sería innoble de mi fracción no realizar un comentario de la vivencia experimentada en los días que me acogió la tierra de Timoshenko, Szhukov, Stalin, Lenin, Putin, y de las Matrioshkas. Lo Bueno: Maravillosa su cultura milenaria, con museos de todos los tipos, arte, pinturas, esculturas, automóviles, instrumentos musicales, inicio del tio y el oriundo de esta nación, en fin toda una escuela para aprender y seguir cultivándose en lo personal. Observamos una arquitectura antigua con masivos y vistosas catedrales, son escasas las construcciones modernas. Los colores pasteles que magnifican  y exaltan estas iglesias medievales hacen trasladarse a la estación de los zares y viajar por la máquina del tiempo conociendo a Caterina La Grande, Pedro El Grande, Iván El Terrible, a quienes conocíamos por referencias literarias que habíamos leído, pero estar pisando espacios que ellos habitaron y ver los aceites que representan sus figuras es algo inenarrable. El sistema vial es óptimo con un servicio de metro que cubre casi todo Moscú, infinitas líneas y estaciones con una frecuencia de tres minutos de demora, carreteras por todo Moscú de seis pistas sin un solo hueco. Parques y museos con todas las comodidades para el disfrute familiar, como también un zoológico enclavado en pleno corazón de Moscú  que se finaliza de conocer en un día completo. Tíos y mujeres cargados de objetos de oro, como collares, anillos, celulares de todo tipo, computadores portátiles, usándolos en el metro y espacios públicos sin el temor de ser robados. Las féminas moscovitas son unas obras de arte en su mayoría con un perfil como la mitológica diosa griega, con unos ojos azules que se confunden con el azul cielo y unas piernas torneadas que se dejan ver por diminutos shorts y minifaldas que usan aprovechando este verano ardiente del mes de julio. Lo Malo: La penetración del capitalismo, todo se paga, nada es gratis, solo los alumnos son exonerados en el pago de museos y otros espacios públicos. Conocer el Kremlin, cuesta alrededor de US$50, si se quiere beber retratos en los museos también se paga aparte de la entrada,  la salsa de tomate para agregarle a una hamburguesa,  se tiene que pagar, al idéntico que se deben pagar las bolsas del supermercado para llevar las compras realizadas. Todas las transnacionales están metidas hasta los tuétanos en la economía Rusa, en la venta de carros, ropa, comida, y todo lo imaginable para el hogar. Hay un consumismo feroz en la población, y pude contemplar que la juventud está siendo arropada por la cultura gringa. También el excesivo consumo de alcohol sin distingo de sexo, y en cualquier espacio de Moscú, asimismo que son fumadores empedernidos. Lo Feo: El deshumanismo y la poca solidaridad que hay con el prójimo, en el metro por ejemplo, los tíos sentados no le ceden el asiento a las damas de la edad que sean, fueron escasas las oportunidades que observé lo contrario. A pesar de esta opinión subjetiva aconsejo quién pueda tener la oportunidad de conocer Rusia, háganlo es una experiencia inolvidable. Pero estimados lectores de Aporrea NO CAMBIO VENEZUELA, EL BRONCEADO Y EL CAMINAR DE LA VENEZOLANA, LAS AREPAS, EL MERCAL, LA UBV, LOS CDI, EL SOCIALISMO, ETC, ETC., son irremplazables. Author: Miguel Ángel Maregatti

martes, 12 de agosto de 2014

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More